Usted está aquí

Fidelio Ponce

Fidelio Ponce por Berestein

Fidelio Ponce

Cuba, 1895 - 1949.

FIDELIO PONCE DE LEÓN (Camagüey, 1895-
La Habana, 1949)

Después de unos erráticos intentos de estudiar en la Escuela San Alejandro de La Habana, Alfredo Fuentes Pons –su verdadero nombre– emprende un camino solitario en todo sentido. Puede ser considerado autodidacta; nunca viajó al extranjero, pero asimiló a través de libros toda la herencia de la pintura clásica –Murillo, El Greco, entre sus favoritos– y otras fuentes modernas –Modigliani, los expresionistas. Decide inventarse un nombre artístico –Fidelio Ponce de León y Henner– y desaparece de La
Habana, sin que se sepa mucho de su vida durante las ausencias por pueblos y ciudades del interior de las que está llena su biografía novelesca, matizada de alcoholismo, enfermedad, pobreza, marginalidad y dedicación absoluta al arte. Hacia 1930 reaparece en la capital y comienza a ser conocido por su asistencia a una tertulia habanera donde se encontraba con Portocarrero, Mariano, Arche y Arístides Fernández, entre otros. Su primera muestra personal, Lyceum, 1934, fue una revelación. Ajeno a todas las preocupaciones nacionalistas, pintando temas clásicos en una paleta fantasmal de blancos, grises y ocres, es una figura singular e inclasificable dentro del modernismo insular, del que fue uno de los representantes y defensores más apasionados. Participa en las más importantes muestras colectivas que consolidan en Cuba los valores de la modernidad. Pierre Loeb –que lo incluyó, junto a Lam, en su Voyages a travers la peinture –confiesa encontrarse frente a su pintura “por primera vez ante una obra sin atavismo alguno”.