Usted está aquí

Nuevo encuentro con la obra de Pogolotti

La apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma; devuelven una nueva atención sobre la impronta de quien ha sido valorado como polifacético artista y hombre de pensamiento.
De tal modo lo enfatizó el director del Museo, Jorge Fernández, mientras acentuó el alcance social y ético que ha repercutido entre toda la obra del creador habanero.
«Pogolotti confirma algo en lo que hemos estado pensando en los últimos tiempos: que ya los problemas del arte no son tanto estéticos, como éticos», señaló al inaugurar las nuevas exposiciones temporales en el Edificio de Arte Cubano.
Significó que depurando la técnica, «estaba depurando también la conciencia».
Reflexión que saludó la Dra. Graziella Pogolotti, hija del pintor, dibujante y escritor, al agradecer el evento que conmemora las tres décadas del fallecimiento del autor del Siglo XX, Evasión, El intelectual (o joven intelectual) y Paisaje Cubano, entre otros emblemáticos lienzos de la década de 1930.
«Ese hubiera sido el deseo de mi padre, que acontecimientos como este sirvan de punto de partida para una reflexión siempre renovada sobre arte, estética y la sociedad», dijo la reconocida intelectual, presidenta de la Fundación Alejo Carpentier.
Mientras, al recorrer momentos puntuales de la biografía de Pogolotti, el Director del Museo distinguió además la estancia del artista en Italia y la relación que estableció con Marinetti y el Futurismo, como sus aportaciones, considerando que mientras buscó una nueva dimensión del Arte estaba creando una construcción crítica y política.
Evocó entretanto lo que, en su criterio, «aclaró Carpentier», al decir que Pogolotti aceptó al creador de aquel movimiento italiano y fue muy importante que Marinetti lo asumiera, pero supo también distanciarse cuando irrumpieron las ideas del fascismo.
«Lo más importante fue que cambió el arte», subrayó de igual modo Jorge Fernández.
Al tiempo que se refirió a las aportaciones literarias de Pogolotti, citó los criterios de Guy Pérez Cisneros, para quien el autor de la novela Estrella Molina «demostró que el cambio puede ser posible con alguien que se rebele contra la institucionalidad, con alguien que decidió no acomodarse, o tener una vida prolífica amamantado por una galería».
Recordó por último las palabras de Pogolotti a Jorge Mañach, al considerar que «la crítica de arte implica una responsabilidad», en clara alusión a las escrituras sobre las artes plásticas que era lo que se había hecho antes de Pérez Cisneros.

Share

Añadir nuevo comentario

  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
  • Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma
Apertura de las exposiciones Marcelo Pogolotti. Vanguardia, ideología, sociedad; y  Marcelo Pogolotti, del pincel a la pluma