Usted está aquí

Valías entre rostros británicos

Al dejar inaugurada la exposición El rostro inglés: El cambio en el retrato del siglo XVIII, Niurka Fanego, jefa del Departamento de Colecciones y Curaduría, destacó entre otros aspectos la investigación que precedió al montaje, así como el proceso de restauración aplicado a las piezas expuestas.
A continuación, puede leer las palabras de Fanego que avanzaron la apertura:
El rostro inglés: El cambio en el retrato del siglo XVIII inicia nuestro plan de exposiciones en el espacio institucional, y lo preciso de esta forma porque el 16 de enero dejamos inaugurada la propuesta del artista norteamericano David Hammons, en el Parque Trillo.
Sin embargo, esta muestra es la primera que abrimos en el espacio institucional. Si nos acompañan a lo largo de este año, podrán apreciar que la última propuesta, actualmente en proceso, se dedicará igualmente al retrato. Será el joven artista cubano Michel Pérez, «Pollo», inspirado en dos colecciones de la Antigüedad, que presentará una particular lectura del género del retrato.
Esta simetría que caracteriza el Plan de exposiciones de 2018 pretende dar continuidad a otras indagaciones realizadas en curadurías precedentes, -como fue precisamente la exposición Los rostros de la modernidad-; así también, intenta poner de relieve continuidades y rupturas propias del complejo e intelectivo proceso de trabajo frente al «acto de retratar», en pintura.
Esta exposición que hoy inauguramos se inicia, en términos catalográficos, con un exergo que reza: «Los británicos tardaron en mostrar sus rostros». Tras dicha afirmación se encuentra un ámbito maravilloso al cual Carlos Fernández, curador de esta muestra, nos invita.
Su investigación nos presenta respuestas e indagaciones relativas al ascenso de la escuela inglesa durante el siglo XVIII en el muy competitivo contexto europeo, justamente, de la mano del retrato.
Nos adentrará en el mundo de las comitencias, de los cánones representacionales, del sutil y a la vez resbaladizo asunto del gusto por los derroteros a que este fenómeno tan subjetivo condujo, tanto en el ámbito académico en que floreciera, como en su destino, al interior de notables colecciones privadas, precedentes de las públicas.
Al mirar estos retratos estaremos viéndole a los ojos no solo a los rostros de los británicos dieciochescos, será también un «face to face» con el trabajo de restauración que el Museo ha aplicado a estas piezas, en un permanente esfuerzo por la conservación de nuestro patrimonio.
Será abrazar en un segundo los años de investigación curatorial necesariamente desplegados para presentar un valioso segmento de nuestra colección.
Leonardo Da Vinci consideraba que los ojos eran espejo del alma. Veámosle a los ojos a estos hombres y mujeres del pasado, imaginemos sus vidas, sus espacios vitales, sus ansiedades y circunstancias. Ese, es un viaje posible de la mano del arte.
Queremos agradecer la presencia de la Sra. Lesley Saundeson, jefa de Misión Adjunta de la Embajada Británica.
Gracias a todos por acompañarnos, ¡son bienvenidos!

Temas relacionados: 
Share

Añadir nuevo comentario

  • Valías entre rostros británicos
  • Niurka Fanego, jefa del Dpto de Colecciones y Curaduría, deja inaugurada la exposición
  • Lesley Saunderson, jefa de Misión Adjunta de la Embajada Británica, junto a Ignacio Cruz Ortega, Jefe del Dpto de Relaciones Públicas
  • El crítico de arte, Antonio Fernández Seoane, sostiene a la visitante más joven de la muestra
  • Públicos de todas las edades asistieron a la inauguración de la exposición
Valías entre rostros británicos